Escocia 608, Las Condes.

+56 34 2313 873

©2019 by Fundación Pentecostés. Proudly created with Wix.com

  • Fundación Pentecostés

El Hombre Nuevo en la Nueva Comunidad: Ama, vive y piensa orgánicamente.


El 31 de mayo de 1949 el P. Kentenich deja sobre el altar de Bellavista la primera parte de una carta respuesta al obispo visitador, el cual hace unas observaciones acerca del vínculo con el fundador y su práctica pedagógica acerca de las causas segundas y el organismo de vinculaciones. Este hecho concreto de nuestra historia es conocido como el tercer hito de nuestra familia de Schoenstatt. En esa carta el P. Kentenich realiza un diagnóstico acerca del hombre moderno, al hombre dividido, atomizado y mecanicista. La respuesta a este diagnóstico es el amar, vivir y pensar orgánico. Es la misión que tenemos como carisma dentro de la Iglesia, mostrar al Cristo de los vínculos que por medio de María nos invita a vivir unidos a Dios a través de los vínculos naturales, que se fortalecen en el santuario por medio de los aportes al capital de gracias. Como los vínculos están ligados a personas, ideas y lugares, el lugar de esta misión es el Santuario de Bellavista, lugar marcado por la irrupción del Espíritu Santo que nos impulsa a una misión que atraviese todas las fronteras y nos abre a nuevos horizontes.


Como toda gran misión, existe la pequeñez de sus instrumentos y es por eso que todas las iniciativas misioneras que brotan de este santuario necesitan la entrega fecunda de cada día, aportes al capital de gracias y fidelidad a la alianza de Amor con María. De este este santuario han nacido diversas iniciativas apostólicas como: misiones familiares, misiones universitarias dentro y fuera de Chile, experiencias de inserción social, obras como María Ayuda y tantos santuarios filiales. Me atrevería a decir que nuestros colegios también son fruto de esta misión ya que de ellos esperamos que surjan los nuevos hombres y mujeres con un sello mariano que sirvan, transformen y se vinculen a los desafíos que les toca vivir. Nuestros colegios también tienen esta misión ya que buscamos formar hombres y mujeres íntegros, libres, autónomos, que se hagan responsables por la sociedad que nos toca construir.


La misión del 31 de mayo es la cruzada de los vínculos. El Cristo de los vínculos nos muestra el ideal de humanidad que restaura y sana nuestro: vivir, amar y pensar. La Alianza de Amor es el camino para acercarnos a los gestos y sentimientos de Jesús y María, que le dan sentido al ideal del hombre nuevo en la nueva comunidad.


Que este 70º aniversario nos renueve en nuestra conciencia de Misión, de ser un aporte en la renovación de la Iglesia a través nuestros vínculos naturales y sobrenaturales. Que la irrupción de gracias que nos entrega nuestro santuario de Bellavista alcance a todas personas que se ponen en las manos de María como sus instrumentos.


Padre Víctor Pérez.

Presidente Fundación Pentecostés.

95 vistas